Permalink

0

Por qué realizar ejercicios de Pilates ha cambiado mi vida

ejercicios de pilates

Los que me conocéis ya sabéis que soy una persona sedentaria que pasa horas y horas enfrente del ordenador redactando artículos y realizando informes para mis clientes. Sin embargo, el tiempo que paso sentada delante de mi querido PC me ha pasado factura y me ha acarreado serios problemas de salud, sobre todo, porque he adquirido una postura poca saludable para mi columna.

Para eliminar estas dolencias y prevenir futuros daños mayores he decidido apuntarme a clases de Pilates en Madrid. Obviamente, esta decisión no la he tomado yo por voluntad propia, me lo ha recomendado mi médico de cabecera además de mi fisioterapeuta.

En mi caso, desde que acudo semanalmente 2 veces a clases de Pilates mi malestar de lumbago ha mejorado y, sobre todo, he conseguido liberar esa ansiedad y estrés que me ocasionaba estar 8 horas concentrada con mis clientes.

Las clases de Pilates además de tonificar el cuerpo, mejorar la elasticidad y flexibilidad y corregir la postura del cuello y columna, también, ayudan a encontrar la paz interior, a relajar la mente y a conciliar el sueño por la noche.

El tipo de ejercicios que se practican son suaves y moderados con el fin de que todo tipo de personas puedan ejecutarlos, sea cual sea su edad o su estado físico. Sin embargo, esto no quiere decir que sea un deporte en el que se consiguen pocos resultados, todo lo contrario. Está demostrado que realizar Pilates a largo plazo mejora el tono y fortalecimiento de los músculos.

Desde mi blog os animo a todos a practicar Pilates ya que es una actividad muy saludable que previene numerosas enfermedad a la vez que mejora psicológicamente la calidad de las personas.

Por último, finalizo mi entrada haciendo hincapié que desde que acudo a clases de Pilates mis hábitos han cambiado por completo mejorando mi estado emocional y físico. Antes de asistir a Pilates cometía numerosos errores de posturas poco higiénicas para el organismo, mis malas posturas estaban afectando a la calidad de mis horas de sueño y a mi estado de ánimo.

A día de hoy puedo decir que me siento enérgica y muy relajada, pese a que mi trabajo de periodista me  mantiene ocupada bastantes horas del día.

Comments are closed.